domingo, 25 de septiembre de 2016

ARROZ MELOSO con carrillada de cerdo, espinacas y crujiente de morcilla


Pulsen el play del vídeo y entonces, solo entonces, comiencen a leer el post



El mes de septiembre está llegando a su fin. El alegre y colorido verano se va apagando poco a poco dando paso al otoño, caracterizado por las tonalidades rojizas, ocres, marrones y como no, doradas. 
Porque así se muestra nuestro arroz en sus últimos días en el campo: dorado



Desde que leímos lo del reto  hasta hace unos días, se nos han pasado miles de ideas por la cabeza, unas más tradicionales y otras más innovadoras, sin embargo, todas han quedado desterradas al atravesar este maravilloso paisaje de la marjal de la Ribera Baixa, Valencia.


—¡Decidido! —he pensado— Me presentaré con un arroz. Un arroz con costillas de cerdo, espinacas, alguna que otra verdura, una morcillita... Pero, ¿caldoso o meloso? ¿Serán adecuadas las costillas o mejor algo sin hueso? Y la morcilla, qué rica estaba cuando mi madre la ponía deshechita en el arroz pero, ¿gustará  a todos?...

Tras dar respuesta a estas y otras muchas preguntas que durante unos días han inundando nuestra mente, hemos llegado al siguiente título:

ARROZ MELOSO 
CON CARRILLADA DE CERDO,
ESPINACAS 
Y CRUJIENTE DE MORCILLA

Vamos allá con la receta:



- INGREDIENTES   para 4 personas:
. 2 carrilladas de cerdo
. 1 trocito de nabo 
. 1 boniato
. 1 diente de ajo
. 2 manojos de espinacas
. 125 g de garbanzos (en remojo desde la noche anterior)
. 300 g de arroz
. 1 morcilla
. 2 litros de agua
. 4 cucharadas de AOVE
. sal
. media cucharadita de pimentón dulce


- PREPARACIÓN:
. Cortamos las carrillada en pedacitos pequeños, de forma que su tamaño sea agradable en boca.
. Calentamos el aceite en una cazuela y doramos la carne.
. Añadimos un poquito de sal, el nabo y el boniato que habremos cortado en cuadraditos pequeñitos. (Como nos parecían demasiados trocitos, hemos dejado una parte entera y la hemos desechado antes de poner el arroz).
. Cuando está todo bien doradito añadimos el ajo picado y en cuanto este toma un poco de color añadimos las espinacas bien limpias y troceadas. Estas, al contacto con el calor, soltarán un poco de jugo que nos ayudará a, removiendo con una cuchara de madera, rascar aquello que se agarró al fondo de la cazuela durante el sofrito y que tan buen sabor proporcionará a nuestro caldo.



. Cuando este jugo se evapora y volvemos a escuchar ese sonido típico de los sofritos, añadimos el pimentón, removemos rápidamente para que este no se queme y añadimos el agua.
. Cuando empieza a hervir, añadimos los garbanzos, rectificamos de sal, dejamos un par de minutos a fuego fuerte y después bajamos el fuego. Tapamos la cazuela y nos olvidamos por un par de horas, tiempo necesario para que los garbanzos queden tiernos.
. Pasado este tiempo, añadimos el arroz y lo dejamos cocer durante aproximadamente unos 18 minutos, los 5 primeros a fuego fuerte y el resto a fuego moderado. Nosotros hemos elegido para la ocasión un arroz llamado La Espiga del Plamar con Denominación de Origen Arroz de Valencia, pero pueden utilizar cualquier arroz de grano redondo.
. Mientras se cuece el arroz, cortamos la morcilla muy fina, la colocamos sobre papel vegetal y hacemos con ello un sobre que hornearemos.






El resultado:
Una imagen vale más que mil palabras!!!

ARROZ MELOSO 
CON CARRILADA DE CERDO, 
ESPINACAS 
Y CRUJIENTE DE MORCILLA


2 comentarios:

  1. Imposible no rendirse a este plato, ¡absolutamente delicioso!
    Un abrazo y mucha suerte en el Reto.

    ResponderEliminar