jueves, 25 de mayo de 2017

BIZCOCHO DE YOGUR


Aunque numerosos estudios afirman que el azúcar daña el cerebro, nosotros, y más ahora en vísperas de exámenes, nos decantamos por aquellas teorías que defienden que el cerebro necesita azúcar. Sabemos que a nuestras curvas no les van a sentar nada bien tanto dulce pero es que... ¡no podemos evitarlo! ¡Nuestro cerebro nos lo pide a gritos! Así que hemos pensado que al menos hoy, y digo hoy porque no creo que el bizcocho llegue con vida a mañana, al menos hoy que sea bollería casera y no industrial.

Este es un bizcocho muy sencillo de hacer porque no es necesario pesar los ingredientes. Además de llamarlo "Bizcocho de Yogur", también se le conoce como "Coca 1, 2, 3", aunque nosotros lo hemos bautizado como: "Coca UN, DOS, TRES, CUATRO, MAAAAAAAMBO!" y más adelante les explicaremos porqué.

INGREDIENTES:
- 1 yogur
- 1 medida de aceite
- 2 medidas de azúcar
- 3 medidas de harina
- 4 huevos
- 1 sobre de levadura Royal

* Las medidas se refieren al mismo envase del yogur. Normalmente se suelen poner 3 huevos y de ahí el nombre "Bizcocho 1, 2, 3" porque las medidas no pasan del número 3, sin embargo nosotros ponemos 4 huevos por distintos motivos:
- 1º/ Solemos hacerlo con yogur casero y el vasito es un poco más grande que los yogures Danone o cualquier otra marca.
- 2º/ ¿Conocen el refrán "Las manías no las curan ni los médicos?" , pues eso. Una manía que tenemos es pensar que los huevos grandes contienen más agua. así que 4, porque los que compramos no son demasiado grandes.
- 3º/ Cuestión de memoria: Cuántas veces hemos puesto el yogur, el uno de aceite, los dos de azúcar y los tres de harina y ahí nos hemos quedado. Los huevos....olvidados hasta que el aspecto de la masa nos ha hecho recapacitar y todavía nos ha dado tiempo a incorporarlos en el último instante. Con 4, nunca se nos olvidan.

Y ahora se preguntarán qué es eso del MAMBO. Pues bien, el mambo es un género musical original de Cuba, capaz de levantar de sus asientos hasta los más "anhedonios", musicalmente hablando. Y volvemos al tema memoria: añadiendo la palabra mambo al nombre, conseguimos no olvidarnos de la levadura, ese ingrediente que hace que la masa "se levante", es decir, suba.

Aclarado el tema del nombre, pasemos al procedimiento.

PREPARACIÓN:
Es tan sencillo como batir todos los ingredientes con cualquier batidora eléctrica, en la Thermomix o, si la casa duerme como en nuestro caso y no quieren hacer ruido, con un simple batidor manual. 

Hoy nos ha pillado inspirados y hemos tamizado la harina con la ayuda de un colador pero debemos confesar que no siempre lo hacemos, aunque es algo que recomiendan los buenos reposteros.


En cuanto al molde, lo hemos engrasado con mantequilla, y espolvoreado de harina, retirando la sobrante con unos pequeños golpecitos en el molde boca abajo. Otras veces simplemente lo hemos engrasado con aceite de girasol y el resultado también es aceptable, aunque si es para desmoldar recomendamos la combinación primera de mantequilla y harina.

Ya solo nos falta verter la mezcla en el molde y hornear durante 25/30 minutos a 180º, comprobando siempre su cocción pinchando con un palillo o similar, el cual ha de salir limpio. Si no, es que le faltan todavía algunos minutos más de horno.



Y aquí la tenemos


Variantes de este bizcocho, todas las que la imaginación pueda crear:
- Bizcocho de limón: bastará con añadir corteza de limón rallada, utilizar un yogur de limón y espolvorear la masa antes de su cocción con azúcar y canela.

- Bizcocho integral: sustituimos el azúcar blanco por azúcar moreno integral de caña y la harina por harina integral.

- Bizcocho de chocolate: en vez de tres medidas de harina, una y media de harina y una y media de chocolate a la taza en polvo

- ...

Seguid imaginando. Nosotros vamos a estudiar, por supuesto bien alimentados con un trocito de bizcocho y un "preparat" (café con leche fresquito).


.




viernes, 28 de abril de 2017

YOGUR CASERO



Pasadas las Fallas y la Pascua, 
es hora de pasarse a los desayunos, meriendas y postres más ligeritos, 
así que...
HOY HACEMOS YOGUR!!!!!

¿Qué necesitamos?
Evidentemente, una yogurtera
¿Dónde la podemos adquirir? ¿Cuál elegimos?

A continuación os dejamos un enlace donde podréis encontrar diversos modelos, con precios y características diferentes: http://yogurteras.com/. Nosotros elegimos el modelo Severin por su más que asequible precio pero, sobre todo, porque además de los 7 vasitos que caben en la yogurtera, viene con 7 más. 14 en total. Esto nos permite hacer una nueva tanda de yogures sin tener que esperar a que se termine toda la anterior. 

Dos factores a tener en cuenta para hacer nuestros propios yogures:

1/ Factor ingredientes
- Dicen las instrucciones que hay que repartir un yogur natural entre los vasitos de la yogurtera. Por mi experiencia les diré que con un solo yogur el resultado queda bastante líquido. Nosotros ponemos dos.

- También dicen que no se pueden utilizar yogures con azúcar, ni yogures de sabores y esto podemos corroborar que es más o menos cierto. Una vez probamos a hacerlos con yogures naturales azucarados y sorprendentemente el resultado tenía un sabor más agrio que cuando los utilizamos sin azúcar. En cuanto a los sabores... Lo intentamos con yogures de limón y el resultado fue un yogur tan líquido que nos lo tuvimos que beber; imposible tomarlo con cuchara. Sin embargo y puesto que son nuestros preferidos, experimentamos también con YOGURES DE COCO y el resultado fue increíble!!! Esta es la versión que más nos gusta y la que, pasadas las necesarias pruebas, jeje, la que hacemos ya siempre. Siempre excepto hoy. Dicen en mi tierra que "el que envía no va". Entienden, ¿verdad? Enfrentarse al lineal de yogures del supermercado es una complicada tarea para ciertas personas. Ya lo dice la frase: "Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus"

- Vamos con la preparación: Repartimos los dos yogures en los tarros de nuestra yogurtera, en nuestro caso 7.

Llenamos los tarros de leche entera hasta aproximadamente la mitad y removemos bien. Hemos leído en otros blogs que añadiendo un poco de leche en polvo quedan todavía más cuajaditos pero en cuestión de tipos de leches no hemos experimentado.


Terminamos de llenar los tarros, los tapamos y... ¡a la yogurtera!



Conectamos a la red eléctrica, encendemos y a reposar. ¿Durante cuánto tiempo? He aquí el segundo factor.

2/ Factor tiempo
-  A más tiempo, más cuajados.
- A mayor temperatura de la leche que utilicemos, menos tiempo necesitaremos.

Confíen en nosotros, ya casi somos expertos. Ni calentar la leche ni nada de nada. Nosotros así lo hacemos:
- Opción A: antes de ponernos a hacer la cena los ponemos en marcha. Los dejamos toda la noche y al día siguiente apagamos la yogurtera y ale, al frigorífico. 
- Opción B: los ponemos en marcha por la mañana y los dejamos hasta la noche. 

Opción A u opción B, ambas unas 12 horas aproximadamente. 

Hoy nuestro desayuno, un delicioso yogur con fresas y un poquito de miel. ¡Feliz día CookUper@s! 

P.D. No se los coman todos. Dejen al menos dos y hagan yogur a partir de su propio yogur ;)













sábado, 18 de marzo de 2017

BUÑUELOS DE CALABAZA y "figues albardaes" o buñuelos de higos

¡Valencia en FALLAS!


Típico tipiquísimo: 
BUÑUELOS DE CALABAZA 
UN BUEN CHOCOLATE

Aunque... sí, cierto, esta no es su presentación habitual. Normalmente se sirven los buñuelos con un chocolate caliente y se "mojan" en él. Pero qué caramba, hay que innovar. Nosotros presentamos el chocolate en forma de falla y así, mordisquito de buñuelo, cachito de chocolate, vamos haciendo camino. Bonito ¿verdad? Pues "el monumento" ya está en casa de su dueño, mi padre. Este es su regalo adelantado del día del padre que el domingo no sabemos por dónde andaremos y los buñuelos.. mejor calentitos. Vamos allá con todos los pasos:

- BUÑUELOS DE CALABAZA:
. Ingredientes
- 600 gr. de calabaza asada
- 300 gr. de harina
- 25 gr. de levadura fresca
- un poquito de agua tibia
- aceite de girasol para freir

. Preparación
- Lo lógico sería empezar diciendo "asar la calabaza" pero nosotros la hemos comprado ya asada, que en estos días se puede encontrar sin problemas en los supermercados, incluso en los hornos de los pueblos.
- Quitamos las semillas y la piel a la calabaza asada y la pesamos. No van a encontrar dos recetas de buñuelos iguales, así que nuestro consejo: mitad de harina que de calabaza. (El peso de la levadura también es aproximado).



- Ponemos un dedito de agua tibia en un bol y deshacemos la levadura







- Vertemos la mezcla y la mitad de la harina sobre la calabaza, amasamos. Añadimos la otra mitad, mezclamos todo bien y dejamos reposar durante 45 minutos aproximadamente, tapado con un paño.






- Ahora llega el momento de la verdad: el momento "agujero" y que por encontrarnos solos en la faena no hemos podido fotografiar pero os dejamos un vídeo dónde se ve perfectamente esta técnica que, hay que confesar, unos dominan más que otros, jeje.
Una sartén con aceite de girasol, un cacito con agua para mojar la mano derecha y que no se te peque la masa y... paciencia.
  
                                            

- FIGUES ALBARDAES, en castellano Buñuelos de higos secos:
. Ingredientes
- La masa de los buñuelos de calabaza
- Higos secos
- Aceite de girasol para freir

. Preparación
- Antes de que se nos termine la masa, rebozamos en ella higos secos a los que previamente les hemos quitado el rabito y partido por la mitad 


 - Y ale, a la sartén. ¡Esto es más fácil pues no requiere agujero!




- Seguro que muchos de vosotros no habéis oído hablar nunca de esta clase de buñuelos. Son típicos de Castellón y de su fiesta grande: La Magdalena. Y  a mi padre le encantan. No sé dónde los probó pues él es de Valencia y no de Castellón pero lo cierto es que cada año, cuando mi abuela hacía buñuelos, le traíamos higos secos para que le hiciera unos pocos. Mi abuela ya no está pero las tradiciones no deben morir.


EN SU RECUERDO

martes, 14 de febrero de 2017

TARTA DE QUESO Y FRUTOS ROJOS, versión San Valentín



14 de febrero: San Valentín

San Valentín es ya una celebración tradicional incluso asimilada por la Iglesia Católica, quien designa a este como patrón de los enamorados. En la llamada "Edad Moderna", esta festividad se hizo popular en muchos países anglosajones, expandiéndose a otros lugares a partir del siglo XX. Aunque se supone es el día de los enamorados y las parejas deben expresarse su amor mútuo, en algunos países se conoce como el día del amor y la amistad.

Así que para todos aquellos que hoy quieran celebrar su amistad y/o amor por otra persona, por sí mismos o por la vida en general, ahí va un postre para tal ocasión: Una tarta de queso versionada para convertirse en una receta rápida, con ingredientes al alcance de la mano y muy asequible al bolsillo.

- INGREDIENTES:
. 200 gr. frutos rojos
. 75 gr. azúcar

. 10 galletas de avena (Digestive de Fontaneda)
. 40 gr. mantequilla

. 200 ml. nata pata montar (33% materia grasa)
. 200 gr. queso crema (1 tarrina Philadelphia)
. 50 gr. azúcar

- PREPARACIÓN:
. Para la salsa de frutos rojos:
Ponemos los frutos rojos y el azúcar en la Thermomix y dejamos cocer durante 8 minutos a 100º, velocidad 2'5. Trituramos unos segundos, velocidad progresiva 5-10. Pasamos por un chino o pasapuré con el fin de quitar las pepitas, pues resultarían desagradables al paladar y dejamos enfriar.

Normalmente ya se encuentran a diario frutos rojos en el lineal refrigerado de las fruterías de los supermercados pero en caso de no encontrar, pueden usarlos congelados o sustituirlos por cualquier otra fruta ácida, como por ejemplo kiwi.

En caso de no tener Thermomix, pueden cocerlos en un cazo al fuego sin problemas y triturarlos con un túrmix. 
(No olviden pasar la salsa por un chino!!).



. Para la base de galletas:
Ponemos las galletas en el vaso de la Thermomix y trituramos durante 8 segundos, velocidad progresiva 6-10. Añadimos la mantequilla y mezclamos 2', vel. 3. Reservamos.

Las galletas pueden triturarse igualmente en un mortero o introduciéndolas en una bolsa y pasando el rodillo sobre ellas. No importa si quedan algunos trocitos más grandes. Igualmente, pueden derretir la mantequilla al fuego y mezclar entonces con las galletas trituradas. A pesar de tener la Thermomix, yo suelo hacerlo así pues si hago la mezcla en ella, se queda bastante "material" en las aspas y además has de limpiar muy bien para que la nata monte después. Según mi experiencia, lo mejor es triturar las galletas en la Thermomix, calentar la mantequilla en un cazo al fuego y mezclar allí las galletas. De esta forma, bastará con pasar un paño seco o papel de cocina por el vaso y, listo para montar la nata!!



. Para la crema de queso:
. Ponemos la nata en el vaso con la mariposa y antes de proceder al montado, pesamos en el cubilete el azúcar. Montamos la nata a velocidad 3'5 sin ponerle tiempo sino observando el proceso. Cuando empezamos a verla firme, vamos añadiendo el azúcar poco a poco y tras él, el queso, también poco a poco.





















Una vez realizada la mezcla, la ponemos en una manga pastelera o, en su defecto, en una bolsa a la que cortaremos una esquinita:
















Ya solo nos falta montar los vasitos:
- Primero la mezcla de galletas y mantequilla. Nos ayudamos para ello de una cucharilla y basta con que quede en el fondo. No es necesario apretar ni intentar que quede uniforme.
- Después la crema de queso

- Y por último la salsa de frutos rojos.
- Algunos frutos enteros para decorar y... ale, 
a disfrutar del AMOR POR LAS COSAS BUENAS!!!!


(*Nosotros hemos utilizado los mismos tarros en los que envasamos nuestras mermeladas y nos han salido 6)

viernes, 27 de enero de 2017

CUENTOS POR TELÉFONO, de Gianni Rodari


Para describir a Gianni Rodari (Italia, 1920) necesitaríamos mil y una línea pero como ya vamos a emplear un buen número de palabras contando una de sus maravillosas historias, hemos tomado prestado de otro blog este escueto pero conciso resumen:


Gianni Rodari

Periodista, escritor, militante político, maestro y pedagogo.
Todas estas actividades las utiliza Gianni Rodari 
para estimular y provocar en los niños 
la entrada en un mundo de imaginación creadora.

De Rodari oímos hablar mucho en la Universidad pero hacía ya un tiempo que no sabíamos de él. Ahora y con nuestra formación contínua que parece no va a acabar nunca, se nos vuelve a cruzar en el camino. Requisito indispensable para realizar un trabajo: leer uno de los cuentos que recoge el libro "Cuentos por teléfono", de Rodari.

Y con el libro entre manos, comenzamos a disfrutar desde la primera página:
DEDICATORIA
A la Paoletta Rodari
y a sus amigos de todos los colores

A partir de aquí, Rodari podría haber comenzado con una introducción a los cuentos que detrás se relatan, pero no. Comienza como comienzan los cuentos:

Había una vez...

Y entonces cuenta que el señor Bianchi, de Varese, era un representante de comercio que seis de los siete días de la semana, los pasaba viajando por asuntos laborales. No crean que por este motivo descuidaba a su familia. Nada de eso. Cada noche a la nueve en punto, estuviese donde estuviese, llamaba a su casa para contarle un cuento a su pequeña. Dependiendo de si los negocios habían ido bien o no, el cuento y con él la duración de la llamada, era más o menos corto. Se dice incluso que las trabajadoras de la centralita, al oir al señor Bianchi, interrumpían todas las llamadas para escuchar sus historias. 

Qué cuento elegiremos para nuestro trabajo, todavía no lo hemos decidido pero contando con un blog que nació de una mermelada, no podíamos quedarnos sin compartir con ustedes el siguiente:

APOLONIA LA DE LAS MERMELADAS


En San Antonio, a orillas del lago Mayor, vivía una mujercita que sabía hacer tan bien la mermelada, que sus servicios eran solicitados en Valcuvia, en Valtravagia, en Val Dumentina y en Val Poverina. Cuando llegaba la época, la gente acudía desde todos los valles, se sentaba a contemplar el panorama del lago, recogía alguna frambuesa de entre los matorrales y luego llamaba a la mujercita de la mermelada:

- ¡Apolonia!
- ¿Qué hay?
- ¿Querría ayudarme a hacer una buena mermelada de ciruelas?
- En seguida.

Apolonia, aquella mujercita, tenía unas manos verdaderamente de oro, y hacía las mejores mermeladas del Varesotto y del Cantón Ticino.

Una vez vino a verla una mujercita de Arcumeggia tan pobre que no tenía siquiera un puñado de bellotas para hacer mermelada, y entonces, durante el camino, había ido llenando su delantal del castañas silvestres.

- Apolonia, ¿querría hacerme una mermelada?

- ¿Con eso?

- No he encontrado otra cosa.
- Qué le vamos a hacer, lo intentaré.

Y tanto lo intentó Apolonia, que de aquellas castañas silvestres obtuvo la maravilla de las mermeladas.

En otra ocasión, aquella mujercita de Arcumeggia no encontró ni siquiera castañas silvestres, porque al caer, las hojas secas las habían ido ocultando, por eso llegó con el delantal lleno de ortigas.

- Apolonia, ¿quiere hacerme otra mermelada?
- ¿Con ortigas?
- No he encontrado nada más...
- Qué le vamos a hacer, veamos.

Y Apolonia tomó las ortigas, las azucaró, las hizo hervir como ella sabía hacerlo y obtuvo una mermelada como para chuparse los dedos.
Porque Apolonia, aquella mujercita, tenía las manos de oro y de plata y hubiera hecho mermelada incluso de piedras.

Una vez pasó por allí el emperador, el cual también quiso probar la mermelada de Apolonia, y ella le dio un platito lleno, pero el emperador se disgustó después de la primera cucharada porque había caído una mosca en el platito.

- Me da asco -dijo el emperador.
- Si no hubiera sido buena, la mosca no habría caído en ella -dijo Apolonia.

Pero el emperador estaba ya tan enfadado, que ordenó a sus soldados que le cortasen las manos a Apolonia.

Entonces la gente se rebeló y le dijo al emperador que si él hacía que le cortasen las manos a Apolonia, ellos le cortarían la corona con toda su cabeza, porque cabezas para hacer de emperador puede encontrarse en cualquier esquina, pero manos de oro como las de Apolonia son mucho más preciosas y escasas.

Y el emperador tuvo que aguantarse.


Gianni Rodari












viernes, 25 de noviembre de 2016

ESTRELLAS DE MAZAPÁN

Jamás tendremos una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, 
pero qué caramba!! 
Tenemos nuestra propia estrella Mrs. CookUp!!!

Estrellas de mazapán de la firma Mrs. CookUp



Y hasta aquí nuestro Black Friday!!

GALLETICAS DE MANTEQUILLA

Al escribir esto de "galleticas", el programa me subraya en rojo la palabra indicándome que está mal escrita. No señor programa de Blogger, no está mal escrita. Quizá no esté en el diccionario pero son galletas de mantequilla que al darles la forma con el rodillo, las he pasado sobre uno de los tapetes de ganchillo de los tantos que hizo mi abuela. Mi abuela Tica, por eso lo de galleTICA. Una abuela que además de darle al aguja y al dedal, hacía unos buñuelos para morirse. Y una coca de la llanda, y unos panecillos de naranja...y muchísimas cosas de las que no conseguimos sacarle ni una sola receta. Todo a ojo. —La harina que te admita— decía ella. Una abuela que echaremos de menos por segunda vez en Navidad.

Galleticas de mantequilla. Ideales para untar con mermelada, sin necesidad de poner ya mantequilla!!!!