domingo, 20 de agosto de 2017

FLAN DE CAFÉ, sin horno



Hacía ya mucho tiempo que no hacíamos este flan y ayer, pensando y pensando en algo resultón pero sencillo para el postre de hoy domingo, nos acordamos de él. 

Encontrarán en la red diversas recetas de este dulce. Con horno, sin él, con nata, sin ella, etc. pero les aseguro que ninguna con tantos detalles como aquí les contamos. Vamos allá:

- INGREDIENTES:
. 1 litro de nata líquida para cocinar (30-38% de materia grasa)
. 6 tazas de café
. 12 cucharaditas de azúcar moreno
. la corteza de medio limón
. 1 cajita de Flan Royal para 8 personas


- PREPARACIÓN:
. 1er paso: HACER EL CAFÉ
Este paso variará según la cafetera que tengan en sus casas. En muchas recetas indica el café en gramos y esto es, en nuestra opinión, "un rollo". ¿Cómo vamos a ir pesando el café? Y el que sobra, ¿qué? Bien es cierto que no es lo mismo cafés largos que cafés cortos, pero vamos, que nosotros pasamos de pesar, que gramo arriba, gramo abajo, tampoco va a afectar tanto al resultado final.

Antes hacíamos seis cafés en la cafetera Nespreso y ahora que se nos ha estropeado, hacemos la cafetera de toda la vida de seis cafés y "arreando que es gerundio"



. 2º paso: ENDULZAR EL CAFÉ y +
Siguiendo el pensamiento de mi padre, quien dice que "El dolç ha d'estar dolç" (El dulce tiene que estar dulce), ponemos dos cucharaditas de azúcar por cada taza de café, osea 12 cucharaditas. Quizá piensen que queda demasiado dulce, pero no, les aseguro que no. Al fin y al cabo, el preparado de Flan Royal está pensado para hacer con leche y el café, en comparación con la leche, es muy amargo. Es necesario endulzarlo. De todos modos pueden probar con menos y... para gustos colores. Y hablando de color, el azúcar lo ponemos moreno precisamente por el color, para que intensifique el color del flan. Además, y esto es lo que le da a nuestro flan un toque personal, peculiar y exquisito, añadimos la corteza de medio limón.

Un vez hecho el café, lo vertemos en un recipiente, añadimos el azúcar y la corteza el limón, removemos y reservamos mientras vamos con el siguiente paso.


. 3er paso: CARAMELIZAR EL MOLDE
Esto sería un paso más complicado si tuviésemos que hacer nosotros el caramelo pero, por suerte, ¡viene incluido en el paquete!, así que basta con verterlo en el molde donde queramos hacer el flan o repartirlo en moldes individuales.


. 4º paso: PONER LA NATA A CALENTAR
Una amiga de mi madre hace el mismo flan sustituyendo la nata por leche y dicen que también le queda de maravilla. Nosotros hemos probado a mezclar medio litro de leche y medio de nata y... Sí es cierto que queda más ligero al paladar (y a otras partes del cuerpo, claro) pero preferimos el completo, el del litro de nata. Queda más espeso y consistente y nos gusta más. Comemos un trocito más pequeño y solucionado.

Bueno, que nos hemos ido por las ramas: Ponemos la nata a calentar (o la mezcla o la leche o lo que hayamos decidido) y vamos removiendo con unas varillas hasta que dé un primer hervor. En ese momento añadimos el café que teníamos reservado con el azúcar y el limón, removemos unos segundos, añadimos el sobre de Flan Royal y seguimos removiendo hasta que vuelva a hervir. (Hay que remover que si no se pega!!)


- 5º paso: AL MOLDE Y A ENFRIAR
Una vez haya llegado a ebullición, retiramos del fuego y ponemos la mezcla en el molde donde hayamos puesto el caramelo. Ya solo faltará enfriar al menos durante 8 horas (las mínimas necesarias para que cuaje) y a comer.

Parece que el proceso está terminado pero puede que tengan el mismo percance que nosotros, por eso les ponemos en sobre aviso. Hemos ido a rellenar el molde y ¡oh, sorpresa! ¡no nos cabía la mezcla en él! Solución: como siempre tenemos caramelo líquido en casa, hemos puesto un poquito en el fondo de unos vasitos de plástico y hemos terminado así de rellenar.


Y este el resultado.
Acompañado de nata montada, mmmmmm, rico, riquísimo.



Y por si nos os va el café, 
AQUÍ tenéis una receta de flan de huevo; el tradicional.
.

domingo, 6 de agosto de 2017

TARTA DE QUESO, al horno



Un hijo que si durmiera sería el hijo perfecto (algún defecto tenía que tener el crío) + Invitados a comer = A las 8 de la mañana de un domingo de vacaciones nos ponemos con una tarta de queso. 

Esta es una receta de esas que tenemos escritas a mano en nuestra superlibreta de "recetas de toda la vida". La tartas de queso modernas ya no se hacen al horno pero llevan gelatina y/o cuajada y nosotros preferimos esta.

En la foto el corte no se ve muy limpio pero tiene una explicación: la tarta era supuestamente para el postre de mediodía o, en caso de no apetecerles entonces, para merendar. Pero resulta que hemos tenido la brillante idea de inscribirnos en una carrera popular que se celebrará en unos días y aquí el Míster se ha venido arriba y ha asumido el rol de entrenador. Ayer dudaba de mis posibilidades para acabar la carrera pero hoy dudo de si llegaré viva al día en que se celebre. Después de no sé cuánto rato dando vueltas por la marjal o almorzaba como los dioses o caía en redondo. Ni siquiera hemos dejado enfriar la tarta y por eso el corte se ve de ese modo. Ya veré qué explicación daré a los invitados cuando la saque empezada, aunque siempre puedo excusarme con que necesitaba la foto para el blog, jeje.


INGREDIENTES:
- 1 paquete y medio de galletas María
- 1 pastilla de mantequilla sin sal (250 gr.)
- 3 huevos
- 1 cubilete de azúcar
- 1 tarrina de queso Philadelphia tamaño familiar
- 1 tarro de mermelada


PREPARACIÓN:

- Triturar las galletas en la Thermomix durante 30 segundos, velocidad progresiva 5-10.
- Añadir la mantequilla que estará a temperatura ambiente. (La añadimos a trocitos y poco a poco, no de golpe). Antes la hacíamos con margarina y también quedaba perfecta. Ustedes eligen.
- Colocar la mezcla en la base de un molde desmoldable y meter en el congelador mientras se prepara el resto de la receta.


- Lavar bien la Thermomix pues si queda algo de grasa no montará las claras. Secarla bien.
- Separar las yemas de las claras.
- Batir las claras en la Thermomix con mariposa durante 3 minutos a velocidad 3 y media. (Se recomienda batir 1 minuto por cada clara, añadiendo una pizca de sal y batiendo a 37° si los huevos no están a temperatura ambiente).

- Una vez levantadas las claras, mantenemos la misma velocidad sin tiempo y añadimos el azúcar, las yemas y el queso poco a poco.
- Verter la mezcla sobre la base de galletas que teníamos en el congelador y hornear durante 20 minutos aproximadamente, temperatura 180º.




- Ya solo falta la última capa: la mermelada. Nuestra favorita para este caso es la de arándanos pero nos quedaba un tarro de la mermelada de naranja y caqui que hicimos este invierno y la hemos utilizado, así también variamos. Ahora a la nevera para que quede todo bien prieto y al cortarla no se desmigue la base de galletas y el corte quede bien limpio.

Por si no tienen ganas de encender el horno, les recordamos que tienen en el blog otra receta de tarta de queso sin horno. Solo tienen que pinchar AQUÍ para verla.

¡FELIZ DOMINGO!

miércoles, 2 de agosto de 2017

CÓMO ESPESAR UN GUISO ¡con galletas!

Hace unos años, Arguiñano puso de moda aquello de no cortar sino romper las patatas para ponerlas en los guisos. Decía que así soltaban más almidón y ayudaban a espesar.


Mi madre, que es muy sabia, usa también la patata pero con otra técnica distinta: ella pone trocitos de patata en los guisos y unos minutos antes de servir, o "escudellar" como lo llamamos aquí, saca algunos trocitos a un plato, los chafa con el tenedor, los devuelve al guiso en forma de puré, remueve, deja hervir un minutito y ale, espesito.





Hay mil formas para conseguir que un caldo nos quede más espeso y AQUÍ os dejamos unas cuantas, pero vamos a contaros cómo lo hace Mrs. Cook Up:

Veréis, a mi las patatas guisadas... como que no me van. Mucho mejor fritas, jeje. Además, como no suelo cocinar para comer enseguida sino que dejo la comida hecha de madrugada o de la noche anterior, las patatas se ponen duras y uf! no puedo con eso. Se nota mucho que es un plato recalentado. ¿Qué hago entonces? Pues saco un poquito de caldo a un vaso, le añado un par de galletas María y remuevo bien hasta que aquello se convierte en una especie de puré (podéis usar la batidora, aunque no es necesario pues se deshacen bien). Lo devuelvo de nuevo al guiso, dejo hervir un minutito y.... impresionante. No solo espesa sino que su sabor se realza muchísimo. 

Hoy hemos hecho un "suquet Loque", lo hemos espesado así y... para mojar pan y chuparse después los dedos. La receta del suquet os la pongo otro día que lo haga como yo suelo hacerlo. Hoy era "Loque" (con "lo que había en el congelador" que estamos de limpeza!!)

* Si el guiso es de carne sirven igual las galletas María pero probad con galletas de canela, tipo Napolitanas y veréis qué rico!!! Si cocináis para muchos, simplemente añadid más galletas (2 cada 3 comensales).



Ya me contáis qué os ha parecido esta dulce y rápida técnica de espesado  ;)

lunes, 31 de julio de 2017

BERENJENAS RELLENAS


El verano se instala en nuestras vidas y con él, el calor, la playa, el reencuentro con amig@s y vecin@s que no ves desde el año anterior... Sí, un año hacía que no veía a Vanesa, pero si no fuera porque la crecida de nuestr@s hij@s delata que somos un año más viejas, todo sigue igual. Sigo encontrándome al subir de la piscina la bolsita de verduras de cosecha propia colgada del pomo de mi puerta. Así de generosa es ella. Hoy unas berenjenas riquísimas que hemos rellenado.

- INGREDIENTES:
. 4 berenjenas 
. 1 cebolla
. 1 lata de atún en aceite de oliva
. 1/2 kg. de carne picada
. 1 paquetito de bacon a tiras (100gr.)
. 3 quesitos
. 1/2 bote de tomate frito Solís
. queso rallado.
. sal y orégano

- PREPARACIÓN
. Lavar las berenjenas, cortarles la parte verde, partirlas por la mitad y hacer un corte en la pulpa rodeando el borde. De esta forma, la pulpa saldrá rápidamente cuando estén asadas.
. Colocarlas en la bandeja del horno y asarlas en el grill durante 1/2 hora. Sé que este no es el procedimiento habitual pero os sorprenderá lo rápido y bien que se hacen.
. Cuando estén asadas apagamos el horno y las dejamos dentro para que terminen de ponerse blanditas.


. Abrimos la lata de atún, reservamos este y utilizamos su aceite para sofreir la cebolla, la cual habremos cortado (picado) previamente. 
. Cuando esté doradita añadimos la carne y un pellizco de sal. Hoy hemos puesto carne picada mixta (cerdo y ternera) pero podéis utilizar la que más os guste.
. Vamos removiendo hasta que se dore también la carne.
. Añadimos el atún, el bacon y removemos. (El fuego sigue encendido).
. Trituramos la pulpa de las berenjenas con una pizca de sal y los quesitos. Nosotros solemos poner un tetrabrick pequeño de nata líquida para cocinar pero hoy no teníamos en casa y lo hemos sustituido por los quesitos. El resultado, también muy rico.
 



. Añadimos el tomate, dos vueltecitas, apagamos el fuego y a rellenar se ha dicho.



. Un poco o un mucho de queso rallado por encima, a gusto del consumidor, y espolvoreamos con orégano. (Podéis sustituir el queso por pan rallado o incluso poner ambos).
. Un par de minutos al grill para que se gratinen y... ¡a comer! 




Una receta sencilla que podemos acompañar de una ensalada, puré de patatas o cualquier otra cosa que se nos ocurra para completar el plato. Mi consejo: haced todas las que os quepan en la bandeja del horno y congeladlas envueltas en film alimentario. Seguro os sacan de algún apuro ;)











jueves, 25 de mayo de 2017

BIZCOCHO DE YOGUR


Aunque numerosos estudios afirman que el azúcar daña el cerebro, nosotros, y más ahora en vísperas de exámenes, nos decantamos por aquellas teorías que defienden que el cerebro necesita azúcar. Sabemos que a nuestras curvas no les van a sentar nada bien tanto dulce pero es que... ¡no podemos evitarlo! ¡Nuestro cerebro nos lo pide a gritos! Así que hemos pensado que al menos hoy, y digo hoy porque no creo que el bizcocho llegue con vida a mañana, al menos hoy que sea bollería casera y no industrial.

Este es un bizcocho muy sencillo de hacer porque no es necesario pesar los ingredientes. Además de llamarlo "Bizcocho de Yogur", también se le conoce como "Coca 1, 2, 3", aunque nosotros lo hemos bautizado como: "Coca UN, DOS, TRES, CUATRO, MAAAAAAAMBO!" y más adelante les explicaremos porqué.

INGREDIENTES:
- 1 yogur
- 1 medida de aceite
- 2 medidas de azúcar
- 3 medidas de harina
- 4 huevos
- 1 sobre de levadura Royal

* Las medidas se refieren al mismo envase del yogur. Normalmente se suelen poner 3 huevos y de ahí el nombre "Bizcocho 1, 2, 3" porque las medidas no pasan del número 3, sin embargo nosotros ponemos 4 huevos por distintos motivos:
- 1º/ Solemos hacerlo con yogur casero y el vasito es un poco más grande que los yogures Danone o cualquier otra marca.
- 2º/ ¿Conocen el refrán "Las manías no las curan ni los médicos?" , pues eso. Una manía que tenemos es pensar que los huevos grandes contienen más agua. así que 4, porque los que compramos no son demasiado grandes.
- 3º/ Cuestión de memoria: Cuántas veces hemos puesto el yogur, el uno de aceite, los dos de azúcar y los tres de harina y ahí nos hemos quedado. Los huevos....olvidados hasta que el aspecto de la masa nos ha hecho recapacitar y todavía nos ha dado tiempo a incorporarlos en el último instante. Con 4, nunca se nos olvidan.

Y ahora se preguntarán qué es eso del MAMBO. Pues bien, el mambo es un género musical original de Cuba, capaz de levantar de sus asientos hasta los más "anhedonios", musicalmente hablando. Y volvemos al tema memoria: añadiendo la palabra mambo al nombre, conseguimos no olvidarnos de la levadura, ese ingrediente que hace que la masa "se levante", es decir, suba.

Aclarado el tema del nombre, pasemos al procedimiento.

PREPARACIÓN:
Es tan sencillo como batir todos los ingredientes con cualquier batidora eléctrica, en la Thermomix o, si la casa duerme como en nuestro caso y no quieren hacer ruido, con un simple batidor manual. 

Hoy nos ha pillado inspirados y hemos tamizado la harina con la ayuda de un colador pero debemos confesar que no siempre lo hacemos, aunque es algo que recomiendan los buenos reposteros.


En cuanto al molde, lo hemos engrasado con mantequilla, y espolvoreado de harina, retirando la sobrante con unos pequeños golpecitos en el molde boca abajo. Otras veces simplemente lo hemos engrasado con aceite de girasol y el resultado también es aceptable, aunque si es para desmoldar recomendamos la combinación primera de mantequilla y harina.

Ya solo nos falta verter la mezcla en el molde y hornear durante 25/30 minutos a 180º, comprobando siempre su cocción pinchando con un palillo o similar, el cual ha de salir limpio. Si no, es que le faltan todavía algunos minutos más de horno.



Y aquí la tenemos


Variantes de este bizcocho, todas las que la imaginación pueda crear:
- Bizcocho de limón: bastará con añadir corteza de limón rallada, utilizar un yogur de limón y espolvorear la masa antes de su cocción con azúcar y canela.

- Bizcocho integral: sustituimos el azúcar blanco por azúcar moreno integral de caña y la harina por harina integral.

- Bizcocho de chocolate: en vez de tres medidas de harina, una y media de harina y una y media de chocolate a la taza en polvo

- ...

Seguid imaginando. Nosotros vamos a estudiar, por supuesto bien alimentados con un trocito de bizcocho y un "preparat" (café con leche fresquito).


.




viernes, 28 de abril de 2017

YOGUR CASERO



Pasadas las Fallas y la Pascua, 
es hora de pasarse a los desayunos, meriendas y postres más ligeritos, 
así que...
HOY HACEMOS YOGUR!!!!!

¿Qué necesitamos?
Evidentemente, una yogurtera
¿Dónde la podemos adquirir? ¿Cuál elegimos?

A continuación os dejamos un enlace donde podréis encontrar diversos modelos, con precios y características diferentes: http://yogurteras.com/. Nosotros elegimos el modelo Severin por su más que asequible precio pero, sobre todo, porque además de los 7 vasitos que caben en la yogurtera, viene con 7 más. 14 en total. Esto nos permite hacer una nueva tanda de yogures sin tener que esperar a que se termine toda la anterior. 

Dos factores a tener en cuenta para hacer nuestros propios yogures:

1/ Factor ingredientes
- Dicen las instrucciones que hay que repartir un yogur natural entre los vasitos de la yogurtera. Por mi experiencia les diré que con un solo yogur el resultado queda bastante líquido. Nosotros ponemos dos.

- También dicen que no se pueden utilizar yogures con azúcar, ni yogures de sabores y esto podemos corroborar que es más o menos cierto. Una vez probamos a hacerlos con yogures naturales azucarados y sorprendentemente el resultado tenía un sabor más agrio que cuando los utilizamos sin azúcar. En cuanto a los sabores... Lo intentamos con yogures de limón y el resultado fue un yogur tan líquido que nos lo tuvimos que beber; imposible tomarlo con cuchara. Sin embargo y puesto que son nuestros preferidos, experimentamos también con YOGURES DE COCO y el resultado fue increíble!!! Esta es la versión que más nos gusta y la que, pasadas las necesarias pruebas, jeje, la que hacemos ya siempre. Siempre excepto hoy. Dicen en mi tierra que "el que envía no va". Entienden, ¿verdad? Enfrentarse al lineal de yogures del supermercado es una complicada tarea para ciertas personas. Ya lo dice la frase: "Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus"

- Vamos con la preparación: Repartimos los dos yogures en los tarros de nuestra yogurtera, en nuestro caso 7.

Llenamos los tarros de leche entera hasta aproximadamente la mitad y removemos bien. Hemos leído en otros blogs que añadiendo un poco de leche en polvo quedan todavía más cuajaditos pero en cuestión de tipos de leches no hemos experimentado.


Terminamos de llenar los tarros, los tapamos y... ¡a la yogurtera!



Conectamos a la red eléctrica, encendemos y a reposar. ¿Durante cuánto tiempo? He aquí el segundo factor.

2/ Factor tiempo
-  A más tiempo, más cuajados.
- A mayor temperatura de la leche que utilicemos, menos tiempo necesitaremos.

Confíen en nosotros, ya casi somos expertos. Ni calentar la leche ni nada de nada. Nosotros así lo hacemos:
- Opción A: antes de ponernos a hacer la cena los ponemos en marcha. Los dejamos toda la noche y al día siguiente apagamos la yogurtera y ale, al frigorífico. 
- Opción B: los ponemos en marcha por la mañana y los dejamos hasta la noche. 

Opción A u opción B, ambas unas 12 horas aproximadamente. 

Hoy nuestro desayuno, un delicioso yogur con fresas y un poquito de miel. ¡Feliz día CookUper@s! 

P.D. No se los coman todos. Dejen al menos dos y hagan yogur a partir de su propio yogur ;)













sábado, 18 de marzo de 2017

BUÑUELOS DE CALABAZA y "figues albardaes" o buñuelos de higos

¡Valencia en FALLAS!


Típico tipiquísimo: 
BUÑUELOS DE CALABAZA 
UN BUEN CHOCOLATE

Aunque... sí, cierto, esta no es su presentación habitual. Normalmente se sirven los buñuelos con un chocolate caliente y se "mojan" en él. Pero qué caramba, hay que innovar. Nosotros presentamos el chocolate en forma de falla y así, mordisquito de buñuelo, cachito de chocolate, vamos haciendo camino. Bonito ¿verdad? Pues "el monumento" ya está en casa de su dueño, mi padre. Este es su regalo adelantado del día del padre que el domingo no sabemos por dónde andaremos y los buñuelos.. mejor calentitos. Vamos allá con todos los pasos:

- BUÑUELOS DE CALABAZA:
. Ingredientes
- 600 gr. de calabaza asada
- 300 gr. de harina
- 25 gr. de levadura fresca
- un poquito de agua tibia
- aceite de girasol para freir

. Preparación
- Lo lógico sería empezar diciendo "asar la calabaza" pero nosotros la hemos comprado ya asada, que en estos días se puede encontrar sin problemas en los supermercados, incluso en los hornos de los pueblos.
- Quitamos las semillas y la piel a la calabaza asada y la pesamos. No van a encontrar dos recetas de buñuelos iguales, así que nuestro consejo: mitad de harina que de calabaza. (El peso de la levadura también es aproximado).



- Ponemos un dedito de agua tibia en un bol y deshacemos la levadura







- Vertemos la mezcla y la mitad de la harina sobre la calabaza, amasamos. Añadimos la otra mitad, mezclamos todo bien y dejamos reposar durante 45 minutos aproximadamente, tapado con un paño.






- Ahora llega el momento de la verdad: el momento "agujero" y que por encontrarnos solos en la faena no hemos podido fotografiar pero os dejamos un vídeo dónde se ve perfectamente esta técnica que, hay que confesar, unos dominan más que otros, jeje.
Una sartén con aceite de girasol, un cacito con agua para mojar la mano derecha y que no se te peque la masa y... paciencia.
  
                                            

- FIGUES ALBARDAES, en castellano Buñuelos de higos secos:
. Ingredientes
- La masa de los buñuelos de calabaza
- Higos secos
- Aceite de girasol para freir

. Preparación
- Antes de que se nos termine la masa, rebozamos en ella higos secos a los que previamente les hemos quitado el rabito y partido por la mitad 


 - Y ale, a la sartén. ¡Esto es más fácil pues no requiere agujero!




- Seguro que muchos de vosotros no habéis oído hablar nunca de esta clase de buñuelos. Son típicos de Castellón y de su fiesta grande: La Magdalena. Y  a mi padre le encantan. No sé dónde los probó pues él es de Valencia y no de Castellón pero lo cierto es que cada año, cuando mi abuela hacía buñuelos, le traíamos higos secos para que le hiciera unos pocos. Mi abuela ya no está pero las tradiciones no deben morir.


EN SU RECUERDO